De Pequeña empresa…a Más

Pequeños empresarios

Siempre me ha chocado el término “Pymes”. Es absurdo pensar en una “Pequeña Y Mediana Empresa” (o es pequeña o es mediana, no puede ser las dos cosas) y el plural solo termina por enredar más el concepto.

No solamente yo tengo ese ‘problema’ -también lo tienen los empresarios. En el Internet hay oferta de millones de sitios web con los términos “Pymes” o “Pequeña y mediana empresa” o “pequeñas y medianas empresas”. Sin embargo… hay muy pocas búsquedas.
¿A qué se debe este fenómeno? -Bueno, la respuesta es sencilla. Los organismos oficiales, los que quieren ofrecer algo a las “pequeñas Y también (¿por qué no? a las medianas… y entrados en gastos hasta a las grandes empresas”… ofrecen productos y servicios a “las Pymes”

Pero no existen “las pymes”. Es más: no existe ninguna Pyme. Y la prueba, nuevamente, es sencilla. ¿Eres un propietario de una pequeña empresa? ¿de una empresa mediana?
Si tu respuesta es positiva, te pregunto: ¿Te consideras propietario de una Pyme?
¡Por supuesto que no! te consideras propietario de una panadería, una ferretería, una botica, una tienda de abarrotes… una firma de servicios, etc. No te consideras propietario de una Pyme así como no sales de tu casa por las mañanas y dices:

“Voy a mi Pyme”

Para rubricar la estupidez oficial, el término se extrapola y se dice “Pequeños y medianos empresarios”

No sé si tú te consideras un “pequeño empresario” (dependerá, supongo, de tu estatura), pero creo que quien se considere un “pequeño” lo que sea, está destinado…
A pensar en pequeño.

“Soy un gran empresario en camino de desarrollo”

Eso estaría mejor. Por lo menos, yo afirmo que el tamaño de la empresa no significa el “tamaño” del propietario, y, como todos sabemos, hay empresarios mucho más dedicados, más diestros, más preparados, propietarios de una empresa pequeña, que muchos otros empresarios propietarios de empresas grandes… a cargo de empleados.

Por esa razón, la mentalidad del empresario debería abarcar el presente, pero también un futuro de mayores alcances para su empresa. Ese futuro depende de las acciones presentes, por supuesto, pero también de la tenacidad del objetivo: crecer.

Se trata simplemente de vender más

Crecer… significa vender más. Aumentar el flujo de caja y las utilidades. Y, por supuesto, utilizar las utilidades para aumentar la productividad y finalmente hacer crecer el tamaño de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *